Una nueva cultura de responsabilidad laboral

27938544_m

El modelo tradicional

En las empresas tradicionales, como la mayoría de las compañías en Panamá y Latinoamérica, existe una cultura de mando y responsabilidad laboral establecida. Típicamente, las personas de ‘alto rango’ definen las labores, que luego delegan a los empleados. Una persona asigna la responsabilidad y otra persona la recibe, generalmente con una serie de expectativas y algún tipo de criterio para medir el éxito.

Lo que importa en esta transacción es el sentido de pertenencia. La tarea es del empleado, quien deberá llevar a cabo una labor o lograr una meta, pero el ‘jefe’ sigue siendo el dueño de esa meta.

Este sistema se desarrolló como resultado de la jerarquía tradicional y la necesidad de repartir el trabajo. Mientras más alto sea el rango de una persona en su empresa, mayores serán sus deberes y mayor el número de empleados bajo su mando. Para la mayoría de las empresas, este sistema de delegar y asignar responsabilidades ha sido una manera clara y práctica de trabajar.

Una nueva filosofía

Hoy en día existe un número creciente de organizaciones, especialmente ‘start-ups’ como Ubiqua, que están empezando a desafiar el statu quo del sistema tradicional. Estas empresas de vanguardia tienen una propuesta que incentiva un cambio en la cultura de mando para que los empleados sean los dueños de su trabajo. Es un sentido de tomar posesión del trabajo que no es el producto de una orden, sino que viene del empleado. Ocurre cuando un empleado decide que “yo me voy a encargar de esto, y es así como lo voy a hacer”.

Esta nueva filosofía requiere cambios fundamentales en la actitud necesaria para lograr un objetivo. Por ejemplo, los imprevistos y errores no se tienen que esconder del jefe, sino que simplemente deben ser vencidos para seguir adelante. Las preguntas ya no se consideran reflejos de ignorancia, sino pasos necesarios y oportunidades para mejorar. Las personas que se adueñan de sus proyectos van a resolver los problemas de una manera más natural, eliminando aquello que obstruya su camino hacia el éxito.

Abogando por tu futuro

El efecto que tiene este cambio en la vida personal de un empleado es un poco menos tangible pero igualmente importante. La correlación entre el esfuerzo y los resultados se intensifica y las personas se sienten empoderadas como participantes activos en el progreso de la empresa. La experiencia laboral del empleado se enriquece con la satisfacción de ver el efecto que su trabajo tiene sobre el futuro de la compañía. Ese efecto es especialmente poderoso dentro del proceso de una empresa joven.

Este modelo de responsabilidad laboral, al igual que las compañías que lo están adoptando, es aún bastante nuevo. La pregunta importante es: ¿A ti, en qué tipo de empresa te gustaría trabajar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s